Transporte en Roma

Uno de los mejores medios de transporte que se pueden utilizar en Roma es el autobús -aunque no se distingue por su puntualidad-, ya que es el único que puede llevar a determinados lugares de la ciudad, que el resto no alcanza. Está claro que lo ideal es decirirte por uno de los apartamentos en Roma que esté ubicado en una zona accesible desde los puntos más turísticos, de modo que recurramos a estos medios públicos de transporte lo mínimo posible. Sin embargo a veces no queda otro remedio que moverse en autobús, tren, metro o taxi, así que para ello os damos a continuación todos los detalles.

 

La ciudad tiene un total de 338 líneas de autobuses, de las que 22 son nocturnas. Las líneas en la que está agrupado este sistema de transporte son cuatro: las urbanas, que empiezan a las 5 o 6:30 de la madrugada y acaban a medianoche; las nocturnas, que empiezan a las 12 de la noche y acaban cuando comienzan los autobuses urbanos; las rutas express, que realizan trayectos largos y hacen pocas paradas; las rutas exactas, que comunican el centro con la periferia. Los billetes se compran en las paradas de metro, en quioscos y estancos.

 

Estación de metro en Roma

 

Los precios del billete de autobús son válidos también para el metro, los tranvías, los trolebuses y los trenes suburbanos y regionales. Un billete sencillo (BIT) cuesta 1,50€ y se pueden hacer transbordos ilimitados durante 75 minutos. El billete diario (BIG) cuesta 6€, y también se puede usar de forma ilimitada. Si se quiere comprar un abono los hay de 3 días, con un precio de 16,50€ y es válido desde el día que se valida. Está el abono semanal, que vale 24€, y los mensuales cuyo precio es 35€, o el Roma Pass, tarjeta turística que cuesta 25€.

 

El tranvía es otro medio de transporte que ofrece la ciudad, pero que no es del todo útil, al no llegar a todos los puntos de Roma. Consta de 6 líneas (2, 3, 5, 8, 14 y 19) cuyo horario es el mismo que el de los autobuses urbanos: de 5:50 de la madrugada a 12 de la noche.

 

El metro de Roma es poco extenso, sólo tiene dos líneas, naranja y azul, que pasan cerca de los puntos más turísticos de la ciudad. La naranja (A) lleva de la parte noroeste a la sureste, y pasa cerca del Vaticano, la Fontana de Trevi y la Plaza de España. La azul (B) conecta el norte y el sur de Roma y acerca al Coliseo, a Termini y, combinado con el tren regional FR1, lleva a Fiumicino.

 

Los trenes suburbanos complementan al metro con tres líneas: Roma-Lido, Roma-Viterbo, Roma- Giardinetti, y su horario es de 5:30 hasta las 22:30.

 

Puedes visitar este enlace para comprobar todas las rutas y medios de transporte urbanos para moverte sin problemas por la ciudad de Roma.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Compartir