Museos de Roma

Roma es una de las capitales europeas que tiene una oferta de museos más variada y cuenta con muchas galerías de arte en las que los turistas podrán disfrutar de este deleite cultural. Uno de los museos más famosos del mundo se encuentra en la capital italiana y se trata de la Galería Borghese. Precisamente el cardenal Scipione Borghese es el que a finales del siglo XVI inició gran parte de la colección que hoy en día se expone en el museo con obras del artista Caravaggio, entre otras. Eso sí, la visita hay que reservarla con antelación ya que acoge al año a tantos visitantes que es necesaria hacer la solicitud previamente.

 

                                                                         

 

En la plaza del Campidoglio están los Museos Capitolios y se considera que es el municipal de la ciudad, además de uno de los más antiguos de Roma ya que comenzó su creación a finales del siglo XV. Está formado por dos hermosos palacios, el de los Conservadores y el Nuevo, que se unen mediante la Galería Lapidaria y atraviesa de forma subterránea la plaza para no tener que salir al exterior y poder recorrer los dos museos.

 

Pero sin duda en Roma está la joya para los amantes de la historia y el arte, el Museo Nacional Romano que están formados a su vez por cuatro museos: la cripta Balbi, las Termas Diocleciano, el Palacio Altemps y el Palacio Massimo. En éste último, un palacio del siglo XIX, se encuentran los frescos romanos que mejor están conservados a nivel mundial. La mayor zona de termas de la Antigua Roma son las Termas Diocleciano en las que hoy en día podemos imaginarnos cómo vivían los antiguos habitantes romanos.

 

                                                                

 

Aunque Roma es una ciudad en la que priman los monumentos y obras de arte antiguas, también cuenta con museos que recogen los trabajos de los artistas modernos más destacados, la Galería Nacional de Arte Moderno. Se considera uno de los mejores museos de arte de todo el país e incluye obras de Van Gogh, Monet o Canova. En contraste a esto, en el Museo Etrusco de Villa Guilia se pueden encontrar las obras prerromanas de Italia más importantes, además de recorrer sus bellos jardines.

 

Y también merece la pena visitar dos palacios en los que conocer más de cerca el arte romano. En el Palacio Doria Pamphili hay obras de Bernini, Velázquez, Rafael o Tiziano, aunque se trata de una pinacoteca privada. Y en el Palacio de Barberini está la Galería de Arte Antigua, pero en este caso no sólo el interior merece la pena, sino que sólo por su maravillosa fachada es digna de visitar.

 

Importancia de alojarse cerca de los museos

La mayoría de estos museos se concentran en la zona más céntrica de la ciudad, de modo que si escoges un apartamento céntrico de Roma puedes desplazarte andando sin problemas de un museo a otro. Es cierto que la ciudad dispone de una completa red de transporte público, sin embargo debemos recomendar a todos a recorrer sus calles a pie, es el modo de descubrir con mayor detalle los encantos de cada uno de lso rincones históricos de esta ciudad. De este modo será posible, además, dedicar menos tiempo a movernos por la ciudad, algo importante en vista de la amplia oferta cultural que nos ofrece Roma, suficiente para pasar varios días de nuestras vacaciones visitando museos.

 


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Compartir