El Vaticano

Uno de los lugares más turísticos que encontramos junto a Roma es un país independiente de Italia; se trata de uno de los estados más pequeños del mundo y está rodeado por una de las capitales más visitadas, hablamos de El Vaticano. Sus habitantes no llegan a ser más de mil y su lengua oficial es el latín, aunque todos ellos hablan el italiano como el resto de romanos. Una quinta parte del territorio está ocupado por su principal atractivo: la plaza y la basílica de San Pedro. Aquí se encuentra la Santa Sede, es decir, la sede episcopal de la Iglesia Católica en la que el Papa es la máxima autoridad. En este caso, también es considerado Jefe de Estado del Vaticano y sumo pontífice.

 

 

El cuerpo militar que se encarga de que el principado quede protegido es la Guardia Suiza. Un total de 100 soldados están preparados para utilizar diferentes armas, tanto antiguas como modernas, y son otro de los símbolos de este lugar. El estado se fundó en el año 1929, aunque el origen de los Estados Pontificios se remonta al siglo VIII. Sin duda, el mayor atractivo de El Vaticano es la basílica de San Pedro, terminada en el siglo XVII. Está situada en la enorme plaza y es considerado uno de los edificios más grandes del mundo.

 

Visita al interior del Vaticano

Actualmente, se puede visitar su interior y subir a la cúpula, aunque para ello el vestuario debe ser recatado ya que si no permiten el acceso a ella. Desde su cúpula se tienen unas vistas impresionantes de la ciudad y de Roma, de hecho, se puede apreciar la cima de la basílica desde prácticamente todos los puntos de la capital italiana. La plaza es una de las más famosas del mundo ya que aquí es donde el Papa retransmite sus ceremonias más importantes. El resto de las estancias están cerradas al público general, por lo que no podemos encontrar una opción de alojarnos dentro del Vaticano a no ser que seamos familiares cercanos de algún sacerdote que vive dentro. Sin embargo es posible encontrar alguno de los apartamentos de Roma que se ubican en el barrio que rodea este pequeño estado, una opción aconsejable si vamos a acudir a alguno de los actos que se celebra en este lugar tan especial.

 

 

A pocos metros se pueden visitar también los Museos Vaticanos, uno de los espacios artísticos más visitados de la zona. Son propiedad de la Iglesia pero están abiertas al público ya que su interior alberga alguna de las obras más importantes del patrimonio italiano. Entre sus diferentes galerías y salas podemos encontrar el Museo Pío-Clementino, la Pinacoteca Vaticana, las Estancias de Rafael y una de las más destacadas, la Capilla Sixtina. Aunque el precio de su entrada está alrededor de los 15 euros, los turistas pueden acceder a su interior de forma totalmente gratuita el último domingo de cada mes.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Compartir