Viaje de dos días a Roma

La capital de Italia es una de las ciudades más visitadas del continente europeo, y es que gracias a los vuelos de bajo coste que han conectado de forma económica diferentes países con Roma, han hecho que el número de turistas crezca cada año. Aunque debido a la gran cantidad de opciones de ocio y culturales con las que cuenta sería necesario dedicarle muchos días a conocer todo de la ciudad, es posible ver lo imprescindible en tan sólo 2 días. Si quieres visitar Roma en una escapada de fin de semana o durante unos días en un viaje por el país, te recomendamos cómo organizar tu viaje.

 

Llegada y toma de contacto

Antes de viajar a la capital italiana habrá sido necesario que reserves un alojamiento en Roma, por lo que te recomendamos que antes que nada, alquiles un apartamento céntrico o una habitación económica para poder ahorrar tiempo y dinero en tus vacaciones. Te recomendamos que utilices el metro como medio de transporte, y que tras dejar las maletas en tu alojamiento, te dirijas a uno de los puntos de interés más visitados: la Plaza de España. Una foto a la Fuente de la Barcaccia con la famosa escalinata de fondo y a continuar el recorrido a pie por el corazón de Roma.

 

 

La siguiente parada de tus dos días en Roma tiene como protagonista una de las fuentes más famosas del mundo y uno de los principales atractivos de esta población italiana, la Fontana de Trevi. Si queréis actuar como auténticos turistas, no olvidéis lanzar una moneda a las aguas de la fuente para volver en un futuro a la Ciudad Eterna. Antes de hacer un alto para cenar, nos acercamos hasta uno de los monumentos más antiguos y mejor conservados del Imperio Romano, el Panteón; y si es antes de las 19,30 horas no dudéis en entrar a visitarlo, ya que la entrada es gratuita.

 

Y para hacer nuestra primera toma de contacto con la gastronomía italiana, qué mejor que hacerlo en una de las plazas más populares de la capital, la Plaza Navona. Aquí se encuentran tres de las numerosas fuentes que dan vida a las calles de Roma: la Fuente de los Cuatro Ríos, la Fuente de Neptuno y la Fuente del Moro. En esta céntrica plaza se concentran una amplia oferta de restaurantes y bares en los que podréis degustar los platos más tradicionales de la cocina del país.

 

1º día: Conociendo la Roma Clásica

En nuestro primer día entero en Roma, vamos a comenzar visitando una de las joyas del patrimonio italiano y uno de los monumentos más importantes que dejó el Imperio Romano, el Coliseo. En la entrada que adquiráis para acceder a su interior, también está incluido el acceso al Foro y al Palatino. Tienen un coste de 12 euros para adultos y de 7,50 para los menores de 24 años que pertenezcan a la Unión Europea. En estos tres puntos de interés, situados muy próximos unos de otros, conoceréis en profundidad cómo vivían las antiguas civilizaciones romanas.

 

 

Tras conocer lo más destacado de Roma, os sugerimos ver dos lugares que captan la atención de miles de turistas cada año: la estatua de Rómulo y Remo y la Boca de la Verdad. Ésta última es famosa por la película ‘Vacaciones en Roma’, donde Audrey Hepburn se asusta al pensar que la escultura se ‘come’ la mano de los mentirosos. Para coger fuerzas nos dirigimos a uno de los barrios más populares entre los visitantes, el de Trastevere, donde además de encontrar una gran variedad de restaurantes está uno de los templos religiosos más destacados: la basílica de Santa María.

 

Nos dejamos la última parte del día para visitar el estado más pequeño del mundo, el Vaticano. Su majestuosa Plaza de San Pedro, así como la Basílica donde reside el Papa, son los dos principales puntos de interés de este diminuto país situado en el corazón de Roma. Si queréis entrar a su interior podréis hacerlo de forma gratuita si es antes de las 18 horas, y si queréis subir hasta la cúpula y tener unas estupendas vistas de la ciudad, debéis pagar una entrada para dicho ascenso.

 

2º día: Museos de Roma

Dedicaremos el último día de nuestra estancia en Roma para visitar alguno de los museos más importantes del continente europeo. Los Museos Vaticanos son por excelencia uno de los espacios más visitados en la capital, por lo que recomendamos visitarlos en nuestro viaje. Abre de lunes a sábado de 9 a 18 horas con un coste que oscila entre los 8 y los 16 euros; mientras que el último domingo de cada mes, además de permanecer abiertos al público, la entrada es gratuita.

 

 

Los Museos Capitolinos y la Galería Borghese también son dos de los museos más recomendados para visitar. Ambos abren todos los días, excepto los lunes, en horario de 9 a 20 horas, ofreciendo a los visitantes diferentes exposiciones que muestran la historia, cultura y el patrimonio de la capital italiana.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Compartir