Visitar el Castillo de Sant Angelo

Ubicado a poca distancia de la Ciudad del Vaticano, se encuentra el Castillo De Sant Angelo, a orillas del rio Tiber, frente al puente Pons Aelius, hoy en día homónimo del mismo. Inicialmente pensado en el año 135 como un mausoleo personal para el Emperador Adriano, erigido con piedras de travertino y engalanado en su punto más alto en bronce, no fue terminado sino hacía el año 139 y convertido en edificio militar en 403, sirviendo como punto estratégico y muralla ante el saqueo de Roma en el año 1527 perpetuado por el Sacro Imperio Romano Germánico, bajo las tropas del rey Carlos I de España.

Vista completa del Castillo de Sant Angelo

Como el corazón del imperio más poderoso de toda la historia, Roma representa un valuarte cultural e histórico en Europa, sus majestuosas edificaciones marcaron un antes y un después en el movimiento arquitectónico y artístico mundial. Sus sistemas de construcción optimizados, aportaron en gran medida al desarrollo de nuevas tecnologías, en materia de ingeniería y de construcción de infraestructuras. Grandes puentes, un sistema de acueductos brillante, como nunca antes el mundo había visto, capillas y castillos de enorme envergadura y un entramado de catacumbas mítico que hoy en día sigue siendo la base estructural de una ciudad que se moderniza día a día sin perder su esencia; y siempre mantendrá sus monumentales edificios como sus más grandes trofeos. Es la arquitectura romana uno de los principales hitos y el principal motor turístico en la región.

En el año 590, tras una peste que azotó a la ciudad de Roma y diezmó su población colosalmente, el papa de la época, Gregorio I, decidió llamarlo “Sant Angelo”, aseverando, con gran seguridad, haber visto posado sobre la cúpula de la estructura, la personificación vívida del Arcángel San Miguel, envainando su espada en alto y, con esto, simbolizando el final de la mortífera epidemia qué significó un deplorable azote para la ciudad de Roma.

Siendo propiedad del clero tras la decisión de Nicolas III y supeditado a los designios del Papa como figura política en Roma, el recinto fue utilizado como prisión durante la inquisición. Su ubicación tan cercana al Vaticano lo hizo útil como refugio ante cualquier adversidad o peligro. Para en el año 1277, bajo la orden del papa, se construyó un pasaje elevado que conectaba la edificación con El Vaticano. Un camino de 800 metros de largo serviría entonces como una vía de acceso rápida y directa a las inmediaciones de la ciudad más importante para el clero Italiano.

El castillo de Sant Angelo, en reiteradas ocasiones, fue objeto de ataques contra su estructura, lo que obligó su sometimiento paulatino a reformas y restauraciones para reforzarlo. No solo como una línea defensiva, con el tiempo se hizo más reconocido entre los papas, dando lugar a una remodelación interna radical para albergar cada vez con mayores comodidades y lujos a los representantes religiosos que en el castillo se hospedaban.

Detalle del exterior del castillo

El contenido histórico que guardan las paredes de esta colosal estructura, el arte y la tradición que contiene, lo hacen un destino virtuoso y atractivo, el cual no puedes dejar de ver durante tu visita a Roma. La entrada no es gratuita, pero comprando el “Roma Pass” que te permite acceder y disfrutar gran cantidad de monumentos ubicados en esta gran ciudad, puedes ingresar al Castillo Sant Angelo. Su ubicación se encuentra en Lungtotevere Castello, 50, Roma. Puedes movilizarte en autobús o en metro. Si no posees el “Roma Pass”, podrás pagar un monto de 10,50 euros en la entrada del castillo. Su horario de atención al público es de 09:00 am a 07:00 pm, todos los días, exceptuando los lunes. El recorrido tiene una duración de una hora y media para visitar el castillo en su totalidad.

Si estás en Roma, no puedes perderte la experiencia de recorrer los pasillos de este ícono romano, visitar sus celdas, sus salones y dar un vistazo a la opulencia papal de la época; o a las catacumbas que albergaron las víctimas de condenas y torturas durante la inquisición. No te arrepentirás de visitar este emblema de la arquitectura de la época, una pieza de historia para el mundo y una atracción cultural colmada de obras artísticas ampliamente reconocidas que esperan por tu visita.

Una de las habitaciones del interior del Castillo de Sant Angelo

 

Alojamiento junto a este castillo

Recuerda que en ApartamentosEnRoma.Org te ofrecemos alojamiento en las zonas más emblemáticas de la ciudad, así que podrás encontrar un buen acomodo muy próximo a este Castillo de Sant Angelo, un buen lugar con excelentes vistas y muchos lugares de interés, como los propios Museos Vaticanos. Te recomendamos que consultes nuestros apartamentos en Roma para encontrar tu alojamiento ideal, todos ellos perfectamente equipados para que puedas sentirte muy cómodo y disfrutar de las estancia en esta parte tan histórica de la capital italiana.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Entradas: