Qué comer en Roma

La gastronomía italiana es conocida en todo el mundo, la pizza, la lasaña o la pasta son platos que cualquiera ha comido en alguna ocasión. Pero se pueden descubrir otros platos típicos al visitar Roma, como la bruschetta -pan tostado con aceite, ajo y sal-, diferente al panini, que es una base de pan con más condimentos. El carpaccio es una especialidad italiana hecha a base de carne o pescado crudos cortado en finas láminas y aderezado con aceite de oliva y limón al gusto. En cambio, la bresaola es carne de ternera curada, como el prosciutto, que es jamón curado. Siguiendo con los platos de carne mencionaremos el plato llamado saltimbocaalla romana, que consta de filetes de ternera o cerdo, cortados en lonchas muy finas que se colocan debajo de una capa de jamón de york y hojas de salvia, regado con limón y vino blanco. El punto ligero típicamente romano lo ponen las fiori de zucca, flores de calabaza fritas y acompañadas con queso o anchoas.

 

Pizza en Roma  Helado en Roma

 

En cualquier restaurante sirven frittialla romana, frituras variadas a modo de aperitivo, o las olive ascolane, pequeñas bolas de carne picada dentro de aceitunas. Como bolitas son las mozzarelline, de mozzarella rebozada. Si buscamos contundencia en nuestro aperitivo podemos pedir supplì, parecidas a las croquetas, pero hechas con arroz, carne y tomate.

 

Los platos más famosos son los de pasta, como los famosos espaguetis a la carbonara (receta que nació en Roma) a base de queso, bacon, huevos y pimienta negra; los espaguetis a la vongole (almejas), o los gnocchis acompañados de cualquier salsa típica son fundamentales en la dieta romana. Sin embargo hay otros platos que no son tan conocidos pero igual de típicos, como son la coda allavaccinarao la trippaalla romana, cuyos ingredientes son rabo de ternera o callos cocinados con especias, apio, vino y tomate.

 

Postres y helados típicos

Si hablamos de postres, los helados son fundamentales junto con el tiramisú, el zabaione, la pannacotta, o el babá. Una ventaja de la ciudad es que en todos sus barrios encontramos heladerías tradicionales que ofrecen los sabores más innovadores. Por ello podemos buscar cualquiera de los apartamentos en Roma sin preocuparnos de las heladerías más cercanas, seguro que a menos de 100 metros encontramos estos dulces artesanos tan idóneos si visitamos la capital durante el periodo veraniego.

 

¿Y dónde se pueden degustar todos estos manjares? En Da Baffetto, la pizzería más famosa de Roma, o en el que se considera el mejor restaurante de la ciudad para comer pescado: La Rosetta. También podemos ir a Carlomenta, una trattoría muy popular. Y el helado, mejor tomarlo en Giolotti.

 

Quizá te interese este interesante artículo sobre la gastronomía de Roma, una interesante descripción de alguno de los platos más exquisitos que podemos probar en este lugar.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Entradas: