Roma con niños

Puede que muchos crean que Roma es una ciudad que nos invita a hacer tantas excursiones culturales que no sea un destino acertado para viajar con niños. Sin embargo, os ofrecemos una serie de consejos para que podáis disfrutar de este destino en familia y ahorrando en las vacaciones con los descuentos que la ciudad ofrece a los más pequeños de la casa y todos los atractivos que podemos ver mientras recorremos este fantástico destino.

 

Así que para que prepares tu viaje a Roma con niños en esta sección vamos a mostrarte todas las sugerencias para preparar tus vacaciones, pues vamos a darte todas las ideas sobre los lugares que puedes visitar en la capital de Italia y además te daremos algunas pautas para encontrar el alojamiento que más se ajuste para tu visita en familia a este lugar tan especial.

 

Qué ver con niños

Antes de decidir los lugares que visitarás junto a tus hijos debes determinar qué gustos tienen éstos. Por ejemplo, visitar Roma con niños pequeños puede resultar pesado si planeamos un largo recorrido por los sitios más históricos, las primeras visitas podrían resultarles entretenidas pero irían perdiendo interés, para ellos os recomendamos especialmente el Museo Explora, que verás más abajo de esta información. Por el contrario, si viajas con niños mayores, el interés será muy diferente, pues muchos de los lugares históricos y monumentes probablemente les resulten muy atractivos.

 

Algo positivo de la ciudad es que puedes ver muchos lugares gratis en Roma con niños, pues hasta los 5 años podrán entrar libremente acompañando a sus padres sin necesidad de comprar entrada. Además, algunos museos estatales permiten entrar sin pagar a si interior a los menores de 18 años, así que los padres podrán gastar menos dinero cuando visitan estos lugares junto a sus hijos de diferentes edades.

 

Sin duda, el monumento que todo turista desea visitar en primer lugar si viaja a Roma es El Coliseo. Para los niños también es una de las atracciones más divertidas en la ciudad, ya que además de que el monumento en sí impresiona a pequeños y mayores, hay muchos centuriones disfrazados a fuera para poderse hacer fotos con estos antiguos soldados.

 

Las calles de Roma están llenas de fuentes preciosas, así que es una oportunidad para sacarle partido y divertir a nuestros hijos con historias y leyendas. En primer lugar, la Fontana de Trevi; si todos los adultos que la visitan lanzan una moneda para volver a Roma en otra ocasión, los más pequeños no pueden dejar de hacer este ritual. También recomendamos la Piazza Navona, ya que tiene en sus estatuas gran cantidad de figuras de monstruos y a los niños les encanta hacerse fotografías imitando sus rostros.

 

 

Uno de los espectáculos que más gusta a toda la familia es el Cañón del Gianicolo. Todos los días a las 12 del mediodía se dispara este cañón, sin proyectil, y se puede escuchar en prácticamente toda Roma. Y justo después del fuerte cañonazo empieza un teatrillo de marionetas. Durante casi un siglo se lleva representando este espectáculo de la mano de los personajes más divertidos y haciendo reír a niños y mayores.

 

A quién no le gusta visitar un castillo repleto de recovecos, pasadizos, patios, balcones… Pues una de las visitas que se deben hacer en Roma con niños es al Castillo de Sant Angelo, un lugar donde disfrutar en familia de las historias que han pasado por él mientras el visitante se siente como si hubiera retrocedido en el tiempo. Pero sin duda, el sitio que más divierte a los más pequeños es la Bocca della Verità. Cuenta la leyenda que quien mete la mano en la apertura de la boca y no dice la verdad, ésta se cierra con la mano dentro…

 

Museos con niños en Roma                                                                

Los museos siempre son lugares que llamarán la atención de los niños que visitan la ciudad de Roma, sin embargo, algunos siempre les resultarán más atractivos. Los museos más especializados en historia, como los Museos Capitolinos o los Museos Vaticanos, probablemente les resulten más aburridos, sin embargo, aquí te damos unas sugerencias que seguro que les resultan de lo más divertidas y atractivas para pasar momentos muy buenos en familia.

 

Los más curiosos podrán desarrollar su imaginación y aprender de forma divertida en el Planetario y en el museo para niños Explora. En el planetario se pueden conocer los secretos del universo en las sesiones que se hacen cada hora y media donde toda la familia pasará un buen rato cultural y entretenido. Adenñas tendrán diferentes maquetas y salas de exposición donde conocer muchos más sobre todo lo que rodea el planeta.

 

Planetario de Roma

 

En el museo Explora es sin lugar a duda el lugar más idóneo para una visita con tus hijos. Te recomendamos que lo incluyas en los lugares que visitarás cuando viajes a Roma, pues será una experiencia muy agradable para los más pequeños, donde seguramente resultará difícil salir una vez contemplen todo lo que allí puedes encontrar. En él los niños pueden tocar, jugar y experimentar en la recreación de una ciudad hecha a su medida. Además, no tendrás que desplazarte a ningún lugar recóndito de la ciudad, como sería en las afueras, se encuentra muy próximo al centro histórico de Roma, así que no tendrás problemas para llegar a él andando desde tu alojamiento o por medio del transporte público, que llega muy bien hasta este lugar. Si viajas en familia te animamos a conocer el Museo Explora de Roma, un lugar en el que realizaréis una visita que dura cerca de dos horas, en la que los pequeños podrán participar en diferentes juegos y talleres en los que podrán interactuar de un modo muy divertido.

 

 

Alojarse en Roma con niños

Y algo fundamental para pasar unos días con niños en este destino es contar con el alojamiento apropiado. Para ello lo ideal serán los apartamentos en Roma que cuenten con más de una habitación. Seguramente esto suponga una ventaja con respecto a un hotel, pues en estos lugares podemos disponer de cocina donde preparar bocadillos o alguna comida para los más pequeños, muchas veces más delicados para comer en los restaurantes. De este modo tendremos mucha más libertad. Esta puede ser una opción interesante para encontrar alojamiento con niños en Roma, de forma que cuentes con lo necesario para sentirte como en casa, algo que muchas veces se valora a la hora de buscar qué opciones tenemos para nuestro viaje en familia.

 

En cualquier caso también es posible encontrar algunos apartamentos que disponen de una sola habitación, sin embargo cuentan con alguna cama supletoria o sofá cama, de este modo, sobre todo para los que viajen con hijos más pequeños, quizá resulte hasta más cómodo si prefieren no dejar  los niños solos en una habitación. Al final la decisión de cuántas habitaciones necesitaríamos depende de nuestro criterio para determinar cómo estaremos más cómodos durante nuestra estancia.

 

Y si prefieres otro tipo de alojamiento, también puedes optar por los hoteles de Roma si viajas con tus niños, son lugares que a excepción de unos pocos que prohíben la entrada a niños, podrás utilizar para pasar tu estancia. Pueden ofrecer camas supletorias o cunas que facilitarán tu acomodo, pudiendo así ajustar la habitación del hotel para que puedas compartirla con tus hijos. Así que para este caso también contarás con gran variedad de opciones entre las que elegir, pues son muchos los hoteles para familias en Roma que cuentan con el espacio y las comodidades que buscarás durante un viaje o escapada a este destino.

 

Sí que te recomendamos, puesto que los niños suelen cansarse a menudo y posiblemente no aguanten unos paseos maratonianos por la ciudad, que busques alojamientos para niños en la zona del centro de Roma, de este modo evitarás grandes desplazamientos y si tus hijos se cansan podrás regresar rápidamente hacia tu local de descanso, pudiendo así organizar cada itinerario con mayor tranquilidad.


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Entradas: