Tour nocturno

Roma es una ciudad que desprende belleza en cada calle, monumento y plaza, pero su espectacularidad se multiplica cuando comienzan a encenderse las luces durante el atardecer. Y es que uno de los espectáculos que ningún turista debe perderse en la Ciudad Eterna es recorrer la hermosa capital italiana por la noche. Las joyas del patrimonio de la ciudad quedan completamente iluminadas, las fuentes y plazas se llenan de luz y color y los animados comercios invitan a los visitantes a probar la gastronomía del país.

 

 

Visitando Roma de noche

El Vaticano. Uno de los imprescindibles en cualquier visita por la ciudad de Roma de noche es al Vaticano. Esta ciudad-estado ubicada en pleno corazón de la capital es el lugar más importante de la Iglesia Católica. El estado más pequeño del continente europeo merece una visita obligada cuando cae el sol ya que su espectacular basílica de San Pedro queda totalmente iluminada.

 

Coliseo. Uno de los símbolos de Roma e incluso de Italia es el famoso Coliseo Romano, una construcción con más de 2000 años de antigüedad que no deja de impresionar a los turistas que la visitan. Durante la noche, el monumento queda completamente iluminado, tanto en el exterior como en su interior, aunque no se permite el acceso durante la noche.

 

 

Colina Janículo. Uno de los mejores miradores para contemplar la inmensidad de la capital de Italia es la colina de la ciudad conocida como la de Janículo. Está en el conocido barrio de Trastevere y los edificios que dan vida a esta a esta pequeña elevación montañosa han sido declarados Patrimonio de la Humanidad. Cuando cae la noche, la ciudad de Roma se va llenando de luz en sus calles, sus casas y sobre todo los monumentos más importantes por lo que resulta un espectáculo digno de ver desde esta colina.

 

Acqua Paolo. Si hay algo característico de Roma son sus numerosas plazas y fuentes que dan vida a la ciudad. Una de las que no hay que perderse durante un tour nocturno es la fuente de Acqua Paolo, también conocida como la fuente de Gianicolo. Fue construida a principios del siglo XVII para suministrar de agua a los barrios de Trastevere, el Vaticano y la Vía Giulia. La conocida Fontana de Trevi estuvo inspirada en esta construcción y durante la noche es una de las fuentes más hermosas, por lo que no debemos perdernos este espectáculo donde la luz y el agua son los principales protagonistas.

 

Puedes reservar tu tour nocturno por la ciudad para recorrer los principales monumentos en una sola noche:

 

Reserva el Tour Nocturno

 


 

Buscador

Buscar apartamentos

Compara nuestros precios con:

Booking

Belvilla

WayToStay

E-Domizil

Entradas: